Blogia
En defensa del Olivar de Chamartín

AMENAZAS DE MUERTE AL PRESIDENTE DE LA FUNDACIÓN RAMÓN MENÉNDEZ PIDAL

Este artículo fue publicado en Gatopardo y en Periodista Digital
el 26 de mayo de 2006

El texto que se reproduce en la imagen, y otros por el estilo, con amenazas a Diego Catalán, lo ha puesto un anónimo comentarista, con IP 83.43.10.247, en la bitácora En defensa del Olivar de Chamartín
Diego Catalán Menéndez-Pidal, es el autor, entre otros libros, de El Cid en la historia y sus inventores; De la silva textual al taller historiográfico alfonsí : códices, crónicas, versiones y cuadernos de trabajo; El español: orígenes de su diversidad; Las lenguas circunvecinas del castellano; Romancero e historiografía medieval : investigación Seminario Menéndez Pidal; Lingüística ibero-románica: crítica retrospectiva, volumen I (Agotado); Crónica del moro Rasis; Lingüística ibero-románica : crítica retrospectiva [Obra completa] Agotado; Tradición manuscrita de la crónica de Alfonso XI, Agotado; Por campos del romancero : estudios sobre la tradición oral moderna Agotado; Arte poética del romancero oral [ Obra completa];De Alfonso X al Conde de Barcelós; Siete siglos de romancero. (Historia y Poesía) Agotado; El Archivo del Romancero: patrimonio de la humanidad. Historia documentada de un siglo de historia.(2 volumenes); y ha elaborado las notas manuscritas que dejó Ramón Menéndez Pidal para la Historia de la Lengua Española (tomo I) y escribió Introducción a la Historia de la lengua de Menéndez Pidal (tomo II).
Es el propietario de los fondos documentales del Archivo del Romancero, que ha estado siempre a la disposición de los estudiosos en la sede de la Fundación Ramón Menéndez Pidal, centro de investigación y formación de investigadores e hispanistas de todos los países.
Su defensa del Olivar de Chamartín contra la especulación urbanística, y su petición, secundada por miles de personas en todo el mundo que enviaron su apoyo, dio el fruto apetecido, y hoy es un enclave que goza de la máxima protección como lugar de interés histórico.
Despreció ofertas millonarias con las que intentaron sobornarlo; la Fundación Areces ha interrumpido la subvención a la que se había comprometido, para la conservación y las actividades que lleva a cabo la Fundación Ramón Menéndez Pidal, que preside, y, no obstante, su ritmo de publicaciones y de trabajos no ha disminuido.
No es de extrañar que alguien tenga la tentación de eliminarlo fisicamente, aunque sea dándole ideas a un desquiciado matón, aficionado o profesional, o a un resentido social, geneticamente poco habituado al trabajo. Lo sabemos. Y esperamos que los inductores no sean tan ingenuos como para pensar que pueden quedar impunes, porque han dejado el rastro de una manada de elefantes.

El espía que surgió del frío

Más información en Gatopardo: Tema: El espía que surgió del frío

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres