Blogia
En defensa del Olivar de Chamartín

CLAUDIO GUILLÉN,

CLAUDIO GUILLÉN,

No me pidáis, amigos del “Olivar de Chamartín”, que escriba una necrología de Claudio Guillén, a quien visteis el 11 de noviembre de 2005 pasear por él. No tengo el ánimo para trazar semblanzas. La muerte de un amigo, de un viejo amigo, es un hecho que no se acepta, por más que sea noticia publicada. En la memoria, seguirá siempre siendo un humano vivo, corpóreo; eso estando en vela. Y, sin duda, volveré a conversar con él más de una vez, cuando sueñe vida.
Hoy no me importan sus reflexiones acerca de la especificidad de la historia de la literatura y sus problemas teóricos, o de la génesis de los géneros literarios sujeta a momentos históricos concretos. Hoy sólo revisito con mi memoria al amigo lejano.
Quizá mañana revisite su obra; relea sus libros, en que, aparte de abrir caminos en la apreciación de la literatura europea post-humanística, hay tanta huella de su cultivada personalidad, pues también de Claudio Guillén puede decirse lo que él señaló respecto a la historia literaria: “en la elección de un pasado está la semilla de un futuro”. Y “Claudie” supo, desde muy pronto, plantar sus reales en el suelo cosmopolita de la varia y contradictoria herencia vital que sus raíces familiares, materna y paterna, y la circunstancia histórica le ofrecieron o le impusieron. Su “charme” y su saber nacieron gemelos.

Diego Catalán


Biografía de Claudio Guillén en Libertad Digital

El académico de la lengua y escritor Claudio Guillen, de 82 años, gran especialista en literatura comparada, fue profesor, miembro de la Real Academia Española y Premio nacional de Ensayo en 1999. Nació en París, en septiembre de 1924, y con quince años de edad partió al exilio con su padre, el poeta vallisoletano, Jorge Guillén, quien despertó su interés por la literatura y la poesía. Realizó sus estudios universitarios en el Williams College y en 1953 se doctoró en Literatura Comparada por la Universidad de Harvard de Estados Unidos, país en donde estuvo largo tiempo exiliado.
Durante sus estudios, en los que trabajó al lado de Amado Alonso y Américo Castro, fue discípulo de Pedro Salinas, Francisco García Lorca (hermano del poeta), José Antonio Ferrater Mora y Joaquín Casalduero. En la Segunda Guerra Mundial fue voluntario en las Fuerzas Francesas del General De Gaulle, y durante los años 1943 a 1946 estuvo en África del Norte y en el frente del este de Francia (en donde también estuvo exiliado) durante el avance de las tropas aliadas.

Profesor en Princeton y Harvard

Finalizada la guerra se dedicó a la docencia y de 1950 a 1952 ejerció como profesor en la Universidad de Colonia. En esta época, que coincide con la elaboración de su tesis, viaja a España, concretamente a Cataluña, donde conoció a Josep Plá, quien le introdujo en la literatura catalana. Especialista en Literatura Comparada, fue catedrático de esta disciplina en las universidades de San Diego, California (1965-1976), Princeton, y Harvard, (1978-1985). De esta última universidad Claudio Guillén fue profesor emérito.
Guillén regresó a España en 1982, y en septiembre fue designado catedrático extraordinario de Literatura Comparada en la Universidad Autónoma de Barcelona, disciplina académica que en esa ocasión, se introducía en España por primera vez. Claudio Guillén ha sido considerado una autoridad en Literatura Comparada, disciplina sobre la que ha realizado un número importante de trabajos, buena parte de ellos dedicados al Renacimiento.
De sus libros destacan: "Entre lo uno y lo diverso", 1985; "El primer Siglo de Oro", 1988; "Teoría de la Historia de la Literatura", 1989, "El sol de los desterrados", 1995 y "Europa, ciencia e inconsciencia", de 1997. En su último libro, publicado en 2006 bajo el nombre "De leyendas y lecciones", el autor hace repaso a sus principales textos sobre escritores e intelectuales hispánicos modernos.

En 1999 ganó el Premio Nacional de Ensayo

El 21 de octubre de 1999 Claudio Guillén fue galardonado con el Premio Nacional de Ensayo por su obra "Múltiples moradas", publicada meses antes y en la que se reúnen siete estudios de Literatura Comparada. Desde el 21 de marzo de 2002, era miembro de la Real Academia Española, institución en la que ocupaba el sillón "m" (minúscula) que dejó vacante el científico Rafael Alvarado tras su fallecimiento en abril de 2001.
También perteneció a la Sociedad Internacional de Literatura Comparada, y de 1984 a 1989 fue presidente de la Sociedad Española de Literatura General. Formó parte de la Comisión Asesora de la Fundación Juan March, y era miembro y promotor de la Fundación Generación del 27, creada en 1996 para el estudio de escritos inéditos y de los entornos histórico y cultural en que vivió ese movimiento poético.
Fue director de la colección Clásicos Alfaguara, de la de "Escritores de América", de Anaya y Muchnik, y desde 1998 dirigía la colección Biblioteca de Literatura Universal, BLU, de la editorial Espasa. Asimismo escribió diversos artículos sobre escritores españoles que se han incluido en varias antologías nacionales y extranjeras y ha dictado cursos, seminarios y conferencias en Estados Unidos, China, antigua Unión Soviética y diversos países del Este de Europa.

Entrevista a Claudio Guillén en la Biblioteca Virtual Cervantes


Imagen de portada: retrato digital de Claudio Guillén 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres