Blogia
En defensa del Olivar de Chamartín

ROMANCE DE DON DIEGO Y EL MORO QUE RETÓ A CHAMARTÍN

20070626011018-dondiego.jpg

51
ROMANCE DE DON DIEGO Y EL MORO QUE RETÓ A CHAMARTÍN

Por campos de Chamartín
--va don Diego de a caballo,
en una mano, las riendas
-- y la lanza en la otra mano;
vestido de todas armas
-- armado de punta en blanco.
ricos borceguíes lleva
-- que se los había ganado;
ricos estribos de plata
-- y rico petral broslado.
Lleva lanza de dos puntas
-- con veleta rabogallo;
las reatas son listones
-- que doña Cruz le ha bordado,
que le tiene prometido
-- de traerle en aguinaldo
la cabeza de aquel moro
-- que Isidoro era nombrado,
porque con su gente había
-- asaltado sus palacios.
Por la Cuesta del Zarzal
-- siete batallas se ha hallado
de moros con pendón verde
-- del Corte Inglés el nombrado.
Don Diego, desque lo vido,
-- diole espuelas al caballo,
y todas siete batallas
-- con arrojo ha saltado.
Cuando llegó donde el moro
-- que Isidoro era nombrado,
puso la lanza en el ristre
-- y paró en seco el caballo.
Y estas palabras le dijo,
-- que otro no hubiera escuchado:
-Me debes parias , el moro,
-- que parias no me has pagado;
faltaste a tus palabras
-- que pronunciaste de grado;
aprovechando mi ausencia,
-- has asaltado el palacio;
las puertas y los cerrojos
-- has roto y descerrajado,
la casa de mis abuelos
-- y mis padres, profanado.
En diciendo estas palabras,
-- don Diego, muy enojado,
soltó riendas a la boca,
-- puso piernas al caballo,
arremetió contra el moro
-- y gran encuentro le ha dado.
Al moro, de Emidio Tucci,
-- de su yegua ha derribado.
Puso don Diego pie a tierra,
-- apeose del caballo.
El moro, cuando lo vio,
-- le prometió lo pactado:
-Prometo pagar las parias,
-- editar los tus trabajos
de lengua, de romancero,
-- de épica y aljamiado
de aquel tu primo Galmés,
--la encuesta de Diego-Álvaro,
la de Manrique de Lara,
-- don Manuel, el afamado,
los estudios de tu abuelo,
-- lo que quieras, yo lo pago.-
No bien dijo estas palabras,
-- que, como siempre, ha faltado,
don Diego sacó su espada,
-- la cabeza le ha cortado,
y en el petral de la silla
-- con ella se ha presentado
a su dama, doña Cruz,
-- que lo había demandado.
Porque se sepa la causa,
-- la cabeza ha paseado,
colgada en el petral,
-- por Sol, Carmen y Preciados
por Mayor, por San Jerónimo,
-- por Recoletos y el Prado,
con un letrero que dice:
-- “A su palabra ha faltado”.

Wenceslao
 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Carles (webmaster) -

A quien dice ser doña "isabel gancedo rodriguez carazo": seguramente habrá sufrido usted un lapsus de memoria: es imposible que alguien que tenga esta confusión conceptual, ortográfica y gramatical haya sido escolarizada en lugar alguno.
No deje la medicación.
Saludos cordiales

isabel gancedo rodriguez carazo -

Conocí el Olivar en el año 198 siendo alumna de Estudio y vi el Romancero.
Hija de José Gancedo Rodriguez Rodriguez Alumno de la ILE Bisnieta de Don Manuel Roriguez Piñero Todos relacionados con Menendez Pidal y colaboradores y financieros de la ILE

ALUMNA DE ESTUDIO ISABEL GANCEDO
MIS HIJOS
ALUMNOS DE COU EN MARTINEZ CAMPOS sede de la ILE

FRANCICO NAVARRO GANCEDO
PAZ NAVARRO GANCEDO
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres