Blogia
En defensa del Olivar de Chamartín

APOYO DE EDUARDO MANZANO MORENO

Estimado amigo:

Le remito la presente para expresarle mi más honda preocupación por los recientes acontecimientos que se están sucediendo en torno a la Fundación Menéndez Pidal,hechos que ponen de relieve la ausencia de un plan de futuro que garantice la continuidad de dicha fundación y del formidable legado que alberga. Tal situación parece que refleja la total incapacidad que el tejido social de nuestro país tiene tanto para comprender el papel de las Humanidades, como para implicarse en proyectos de largo aliento en el seno de estas disciplinas. Al certificar el posible fracaso de la colaboración entre la iniciativa privada y el proyecto científico que encarna dicha fundación, da la impresión de que estamos volviendo a ahondar en las diferencias entre la nuestra y otras sociedades de nuestro entorno en las que la generosidad y el compromiso cívico de los agentes sociales –y no sólo del Estado- son garantías de futuro para unas actividades de investigación y preservación documental que de otra forma difícilmente podrían sustentarse.
En este sentido, permítame recordarle que la Fundación Menéndez Pidal encarna algo más que un espléndido legado documental y una sede cargada de historia. Su propia existencia da fe de la persistencia de un magno proyecto de investigación que en torno a los grandes problemas de la filología histórica pusiera en marcha a comienzos del siglo pasado D. Ramón Menéndez Pidal. En un país siempre marcado por discontinuidades y rupturas, la persistencia de ese proyecto a lo largo de décadas, de cambios de regimen o, incluso, de una guerra civil habla del compromiso que generaciones enteras de investigadores y académicos han tenido con él y de la necesidad de preservarlo, no ya como una antigualla a la que se da lustre en contadas ocasiones y que cuando ya no sirve nos desembarazamos de ella, sino como un empeño capaz de seguir produciendo conocimiento relevante en la sociedad actual.
Es esta constatación la que me anima a dirigirme a Ud. para solicitarle ponga en marcha las medidas oportunas no sólo para evitar que sucesos como los ocurridos no vuelvan a repetirse, sino también para que se encuentren las fórmulas adecuadas que den viabilidad en las décadas venideras al importante trabajo científico que, en sus múltiples facetas, encarna la Fundación Menéndez Pidal. En una época en la que el capital financiero e inmobiliario parece no guiarse por intereses distintos a los que marca la ganancia en el corto plazo, quizá convendría recordar que los grandes empeños económicos han quedado muchas veces ligados a empresas de nula rentabilidad monetaria pero de una notable trascendencia social y que han contribuido a crear un capital simbólico de efectos mucho más importantes y duraderos que los que arroja cualquier balance anual de resultados.
No le quepa, por lo demás, ninguna duda de que en esa búsqueda de fórmulas de viabilidad para dar continuidad y alcance al magno proyecto científico que en su momento Uds. se comprometieron a patrocinar, le será posible contar en todo momento con gran número de apoyos por parte de quienes estamos comprometidos con la promoción del conocimiento humanístico. La impresionante labor de investigación que hasta la fecha ha articulado el nombre de “Menéndez Pidal”, tanto en la persona del gran erudito, como en la de sus discípulos o en la propia fundación a la que da nombre, requiere una altura de miras y una actitud colaborativa que cualquier investigador o institución estarán siempre dispuestos a prestar. En tal apuesta se dirime no ya sólo el pasado, sino también el futuro de una notable empresa científica puesta en marcha en una época muy difícil en nuestro país y que las generaciones venideras nunca podrán entender que se haya finiquitado precisamente en el momento en el que España ha entrado en el grupo de las naciones más desarrolladas del planeta.

Un cordial saludo,

Eduardo Manzano Moreno
Director del Centro de Ciencias Humanas y Sociales
Consejo Superior de Investigaciones Científicas
Carta enviada a Gabinete de la Presidencia del Gobierno de España, gabinete@presidencia.gob.es; Asamblea de la Comunidad de Madrid, presidencia@asambleamadrid.es; UNESCO, bpi@unesco.org; Protectorado de Fundaciones, info.fundaciones@mcu.es; Secretaría General de la Fundación Ramón Areces, jgp@fundacionareces.es

Para leer el resto de las cartas de quienes nos han dado permiso para publicarlas: "Cartas de los Amigos del Olivar de Chamartín "
Carta de C.C. Marden, Baltimore, 18 de enero de 1906 en carta de Ford a Menéndez Pidal. Cambridge (Mass.), 24 de Diciembre de 1906 Archivo Digital Menéndez Pidal
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres