Blogia
En defensa del Olivar de Chamartín

APOYO DE MARÍA CAMINO NOIA CAMPOS

Señores directivos de la Fundación Areces:
Enterada de la existencia de un proyecto de cambio de la sede del Archivo-Biblioteca Menéndez Pidal para utilizar el terreno ocupado por la casa y el Olivar para otros fines, como catedrática de la Universidad de Vigo e investigadora del patrimonio oral de mi país, me siento obligada a manifestarle estas reflexiones.
Para las personas que nos dedicamos a las investigaciones lingüísticas, históricas y/o literarias, la Casa Menéndez Pidal es un lugar de referencia imprescindible, al que nos hemos dirigido en no pocas ocasiones en busca de documentación para nuestros trabajos. Su excelente emplazamiento en el casco histórico de Madrid y los buenos cuidados que la Fundación Areces le dispensan facilita las tareas investigadoras a los que la visitan.
Y no queremos imaginar que un organismo como la Fundación que ustedes dirigen, que voluntariamente ofreció su apoyo a la Casa Menéndez Pidal y cuenta con todas las exenciones fiscales que merece su labor de mecenazgo público, ceda ante la presión de acumulación de poder y riqueza, que viene ejerciendo sobre los logros sociales, conseguidos que tanta sangre, sudor y lágrimas durante el siglo XX.
 El mundo que muchos de nosotros, investigadores de Humanidades, queremos y soñamos para nuestros hijos y nietos, también para los de ustedes, debe tener, además de todo el progreso y adelantos técnicos que permita una naturaleza ecológicamente disfrutada, los valores culturales necesarios para no terminar esclavos del consumo sin límites, causa principal de todo tipo de violencias.
 Disculpen el nivel utópico de estas letras, y compartan la esperanza de que con el esfuerzo de todos, también de la Fundación Areces, podamos dejarles a las nuevas generaciones algo más que insolidaridad y consumo. Y entre ese algo más, debe estar la Casa Menéndez Pidal con sus dependencias actuales y el hermoso olivar que la rodea, un valiosísimo patrimonio de todos los españoles.
Ruego, pues, a la Fundación Areces que siga siendo respetuosa con los compromisos adquiridos en su momento con la Fundación Menéndez Pidal, que mantenga como hasta ahora los fondos y las actividades científicas de la Casa de Menéndez Pidal con el personal necesario, y preserve el lugar del acoso inmobiliario.
Atentamente.
 
Mª Camino Noia Campos
Catedrática de Filoloxía Galega
Universidade de Vigo
Autora de  "A nova narrativa galega", "Palabra de mujer",  "Historia da traducción galega", "Contos galegos de tradición oral", "Diccionario de sinónimos da lingua galega"

Carta enviada a la Fundación Areces con copia a gabinete@presidencia.gob.es, presidencia@asambleamadrid.es, bpi@unesco.org, info.fundaciones@mcu.es, fundacionmenendezpidal@gmail.com, olivarchamartin@gmail.com 

Imagen del Archivo Digital Ramón Menéndez Pidal 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres